Login

Sign Up

Name*
Email*
Password*
Confirm Password*
* Creating an account means you're okay with our Terms of Service and Privacy Statement.

Already a member?

Login

Login

Sign Up

Name*
Email*
Password*
Confirm Password*
* Creating an account means you're okay with our Terms of Service and Privacy Statement.

Already a member?

Login

Expansión urbanística

El problema de la super-población en Manhattan es más que evidente, y viene de muy lejos. Aquí veremos soluciones que se han dado para tratar este problema tan latente en la Gran Manzana.

Nueva York es una ciudad que ha crecido muchísimos en las últimas décadas. Tan sólo en los primeros diez años de los 2000 el área metropolitana de Nueva York creció tanto como para añadir a 700,000 residentes, unos 2.500 kilómetros cuadrados de terreno.

Los alrededores de la Gran Manzana han ido expandiéndose hasta concentrar condados, o “counties” que podrían ser independientes de por sí. El problema de la super-población en Manhattan es más que evidente, y viene de muy lejos. Ya a mediados del siglo XX Manhattan albergaba a casi 2,5 millones de personas conviviendo diariamente en un área de apenas 60 kilómetros cuadrados de superficie. Los cinco distritos que se adhirieron después, Bronx, Brooklyn, Queens, Manhattan y Staten Island, convirtieron a Nueva York en una gran ciudad metropolitana que no dejaba de crecer y crecer.

Cierto es que la isla de Manhattan es el único distrito que ha sufrido graves problemas de población, y que el resto podrían seguir creciendo puesto que contaban con espacio y recursos para ello. Pero a principios del siglo XX hubo un megaproyecto de gran ambición que presentó el doctor T. Kennard Thompson para resolver de una vez por todas éste lío de la población neoyorquina. 

Thompson pretendió secar el East River por completo para que Manhattan pudiera unirse con Long Island. En ese momento, a principios del siglo XX, la ciudad contaba ya con 5 millones de habitante uniendo la población de sus cinco distritos. Se decía que podría llegar a albergar a hasta 25 millones de personas con el proyecto de ingeniería que, como sabéis, nunca se llevó a cabo. 

Hoy en día este proyecto se ha tachado de locura, pero como solución al grave problema población que sufre la Gran Manzana se ha propuesto el uso de diques como en Holanda. Se ve que a todo el mundo le sobra agua y quieren que la ciudad crezca de manera terrestre, aprendiendo de las técnicas utilizadas en los Países Bajos.

La expansión urbanística de Nueva York sí que la ha obligado a crecer a lo alto, ya que como sabemos cuenta con uno de los skylines más altos (y famosos) del mundo. Además, distritos como Brooklyn, o Queens, siguen su creciente ritmo de aumento de la población.